Algunas reflexiones sobre la crisis de competencias en la era de la industria 4.0 (2/2)

perfect_storm_poster

En la primera parte de esta entrada hemos analizado el diagnóstico que presenta el informe de IBM titulado “Facing the storm. Navigating the global skills crisis” a propósito de lo que hemos denominado la tormenta perfecta del talento 4.0. En esta segunda parte vamos a comentar las propuestas de colaboración que plantea este documento para los distintos stakeholders (compañías, sector educativo y gobiernos) a tres niveles: 1.- Construcción de ecosistemas regionales; 2.- Priorización e inversión en soluciones innovadoras contrastadas; y 3.- Defensa de la responsabilidad individual.

 

1.- Construcción de ecosistemas regionales

La construcción y participación efectiva en ecosistemas regionales y nacionales puede ayudar a todos los stakeholders del ecosistema a superar barreras y acelerar el desarrollo de nuevas iniciativas innovadoras.

La visión estratégica para construir ecosistemas regionales en los que participen como partners los gobiernos, el sistema educativo y la industria se articula en tres ejes:

  • Identificar a los socios adecuados y empoderar su colaboración desde un modelo de innovación abierta.
  • Cristalizar una visión común, definir los objetivos de colaboración y lograr el compromiso de las partes. Por añadidura, establecer el modelo de gobernanza y la estrategia para compartir datos entre los socios.
  • Formalizar los procesos y un modelo de gestión sostenible que permita alinear las métricas internas de negocio con la visión del ecosistema.

 

2.- Priorización e inversión en soluciones innovadoras contrastadas

Paradójicamente,  entre la población de líderes educativos y políticos existe una relación inversa entre las iniciativas identificadas como de mayor impacto a nivel de talento y aquellas que actualmente se llevan cabo. Esto significa, por una parte, que las iniciativa de mayor impacto son las que menos probabilidad tienen de llevarse a la práctica y, por otra, que urge alinear las iniciativas educativas y su impacto, dando prioridad a soluciones innovadoras con impacto acreditado.

Los líderes gubernamentales deben evaluar y adoptar estrategias que han demostrado su impacto a nivel mundial. Entre otras cabe mencionar:

  • Trabajar con la industria y los socios del ecosistema para crear y ampliar programas de desarrollo del talento y aprendizaje a lo largo de toda la vida.
  • Proporcionar incentivos que favorezcan las inversiones del sector privado en programas para el desarrollo del talento.
  • Implementar programas de formación y certificación de las competencias que demanda la industria 4.0 realizados “in company” o bajo un modelo dual.
  • Ampliar y/o mejorar las políticas migratorias para permitir la atracción de trabajadores altamente cualificados.

Por su parte, los líderes educativos deben adoptar estrategias que ya hayan sido probadas con éxito por otros líderes educativos a nivel global. Entre otras:

  • Enriquecer y personalizar los contenidos de los programas educativos.
  • Reconocer a las empresas como verdaderos centros educativos que puedan impartir oficialmente las competencias que demandan.
  • Crear más oportunidades para el aprendizaje basado en la experiencia y la acción (learning by doing).
  • Trabajar mano a mano con la industria para actualizar y reformar los planes de estudio y los currículos al ritmo propio del cambio tecnológico y la transformación digital.

Los líderes de las compañías industriales deben identificar oportunidades para asociarse y colaborar de manera abierta tanto con los gobiernos como con otros socios del ecosistema a fin de crear y expandir programas de aprendizaje y de certificación de competencias en los que las compañías jueguen un papel activo y responsable en el proceso de desarrollo del talento.

 

3.- Defensa de la responsabilidad individual 

Resulta sorprendente que la mayoría de los ejecutivos encuestados en este informe no creen que los individuos deban asumir una responsabilidad significativa en el desarrollo de su talento y competencias profesionales. Tal vez porque no confían en que  las personas asuman su responsabilidad sobre sus competencias futuras. El 44% de los encuestados cree que la falta de motivación individual para que las personas actualicen de manera proactiva sus competencias profesionales es uno de los desafíos más importantes en el campo del talento.
Sin embargo, existe poca confianza en que los sistemas educativos puedan estar a la altura de esta tarea. Sólo el 55% de los ejecutivos encuestados cree que el sistema educativo actual de su país ofrece programas que aseguren el aprendizaje permanente y el desarrollo del talento. Y si bien los CEOs indican que trabajan para desarrollar a largo plazo las competencias de sus empleados, este aspecto no es de los más prioritarios. No obstante, si los individuos no asumen su propia responsabilidad sobre su talento actual y futuro, ¿quién lo hará por ellos?

A estas alturas de la historia, conviene recordar que los individuos no pueden confiar exclusivamente en los gobiernos o en las instituciones educativas para planificar sus trayectorias profesionales, desarrollar su talento y asegurarse de que reciben la educación y formación necesarias para seguir siendo competitivos (y, lo que es más importante, lúcidos) a lo largo de toda su vida. Ese planteamiento no solo no es factible, sino que constituye un absurdo metafísico (basta con leer la obra de Kierkegaard, Kafka o Michel Henry para tomar una conciencia aguda de esta paradoja existencial).

Los individuos necesitan tomar el control y la responsabilidad de sus carreras profesionales, del desarrollo de su talento y de sus caminos de aprendizaje a lo largo de toda la vida. Eso no significa que deban recorrer totalmente solos este camino. Las organizaciones, tanto públicas como privadas, han de centrarse en desarrollar programas que empoderen realmente el talento de las personas.

Como no se cansa de recordar Javier Tourón en su blog, el aprendizaje personalizado es ya una realidad gracias a la tecnología y los avances en computación cognitiva. Las tecnologías cognitivas basadas en datos permiten ya una educación personalizada que hace posible que las personas asuman la responsabilidad sobre su propio aprendizaje y desarrollo del talento.

Sin duda, urge una defensa de la lucidez y responsabilidad individual. A tal fin:

  • Los líderes de la industria y de la educación deben aprovechar las oportunidades actuales que brindan las tecnologías avanzadas en el campo del desarrollo del talento, con el fin de desarrollar programas formativos más personalizados y específicos que apoyen y capaciten el aprendizaje de alto rendimiento y permanente a lo largo de toda la vida.
  • Los líderes de la industria y del sistema educativo deben compartir la misión de promover activamente el desarrollo del talento de las personas, especialmente de los alumnos con altas capacidades.
  • Los individuos no tienen que olvidar lo que verdaderamente son: individuos, subjetividades absolutas.

 

4.- Conclusión

Las economías globales y las naciones están en una encrucijada. La cuarta revolución industrial es el principal fenómeno disruptivo y exponencial a nivel global, y como en cualquier otra revolución anterior, requiere y tiene como condición de posibilidad el talento subjetivo de las personas. El talento disponible en una ciudad, país o continente puede ayudar a acelerar o frenar la evolución económica y el desarrollo de este fenómeno que no tiene marcha atrás. El modo en que las instituciones educativas, las empresas privadas, el gobierno y los propios trabajadores respondan proactivamente ante esta nueva circunstancia determinará el grado de malestar o prosperidad que traiga consigo esta trasformación. De ahí que sea fundamental que sepamos responder con lucidez a estas preguntas:

  • ¿Cuál es la estrategia de tu compañía para la estimulación, atracción, desarrollo y retención del talento en el marco de su ecosistema?
  • ¿Cómo está trabajando tu compañía para implementar estrategias e iniciativas contrastadas que mejoren el pool de talento de tu región?
  • ¿Hasta qué punto el sistema educativo de tu región, comunidad o país ofrece oportunidades educativas prácticas y aplicadas que desarrollen el talento y las competencias que demanda la industria 4.0?
  • ¿Cómo estás aprovechando las nuevas tecnologías para permitir el aprendizaje personalizado de los miembros de tu organización?
  • ¿En qué medida y grado están comprometidos y coordinados los socios de tu ecosistema para desarrollar el talento de tu región o industria?

El proyecto “Talento 4.0” de la compañía ASTI procura dar una respuesta coherente a estas preguntas y busca proactivamente nuevos partners, socios y colaboradores, con la certeza de que el talento es el desafío estratégico más importante de la industria 4.0.

Sobre él y sobre la tormenta perfecta del talento se hablará en el espacio “La fábrica del futuro” que los socios de la comisión de Industria 4.0 de AMETIC, presidida por Verónica Pascual, han organizado en el próximo marco de la feria Global Robot Expo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: