El impacto de la transición hacia la industria 4.0

Captura de pantalla 2016-07-02 a las 20.07.49

¿Cuál es el impacto de la transición hacia la industria 4.0? La consultora Roland Berger acaba de publicar un informe  titulado “The industrie 4.0 transition quantified” en el que se analiza el impacto de la industria 4.0 y cómo esta cuarta revolución industrial está transformando el modelo tanto industrial como económico y social.

Tres grandes impactos

El informe destaca tres grandes impactos de la transición hacia la industria 4.0:

  • Más de 25 puntos de crecimiento en 2025 en el retorno del capital empleado (ROCE).
  • Potencial capital empleado y beneficios netos de 420 billones de euros.
  • Efecto neto positivo en la creación de empleo.

Más allá de la tecnología: la industria 4.0 como paradigma estratégico de las compañías

Como hemos destacado en entradas anteriores, este informe de Roland Berger insiste igualmente en el hecho de que la industria 4.0 no se reduce únicamente a su dimensión tecnológica. Resulta evidente que el internet de las cosas, la impresión 3D o los dispositivos ciberfísicos son tecnologías habilitadoras que centran y determinan el debate sobre la industria 4.0. Muchas de estas tecnologías (como la realidad virtual, el big data o el cloud computing) se están ya aplicando, y otras muchas son todavía emergentes pero con un gran impacto futuro como es el caso del “machine learning”.

Cada vez son más las compañías que lanzan proyectos piloto para introducir estas tecnologías en sus proceso productivos, pero son pocas las que a fecha de hoy saben extraer todo su potencial para crear nuevos modelos de negocio basados en una producción flexible adaptada en sí misma a la demanda y centrada no tanto en los costes y precios de los productos -a partir de una producción masiva- como en optimizar el capital requerido para su producción.

Este es el caso, por ejemplo, de la impresión 3D que permite manufacturar una variedad infinita de productos aumentando el retorno del capital empleado.

La novedad de este estudio de Roland Berger es que se atreve a calcular el impacto global -medido en términos del incremento del ROCE- de la transformación de las compañías hacia la industria 4.0 a partir de cinco habilitadores claves:

  • Las factorías virtuales, capaces de crear un gemelo digital antes de su producción física, son capaces de lanzar nuevos productos rápidamente, reduciendo de este modo el tiempo de producción necesario y permitiendo introducir mejoras inmediatas en el proceso.
  • Los flujos automatizados, gracias a los AGV o vehículos de autoguiado, reducen los costes logísticos consiguiendo que el sistema productivo en su totalidad sea más flexible y competitivo.
  • Las máquinas inteligentes necesitan menos empleados y son capaces de operar en conexión con otras, haciendo posible que los operarios se centren en que las máquinas sean capaces de autocorregirse.
  • Los sistemas de mantenimiento productivo, que permiten un funcionamiento más eficiente del sistema y un enfoque basado en el rápido diagnóstico y la solución de los problemas.
  • Los sistemas ciber-físicos de producción que permiten la flexibilización de la producción en función de las variaciones de la demanda en tiempo real.

Fruto de la aplicación de estas tecnologías habilitadoras el informe calcula una serie de efectos de la industria 4.0 para las compañías que implementen este concepto, entre los que destaca un incremento de 25 puntos en el ROCE (Vid. Figura 1)

Figura 1. Efectos de la Industria 4.0

La fuerza de trabajo necesaria para que la planta opere se reduce en un principio en un 50% pero las personas y su talento pasan a ser el corazón de la compañía. Se ofrece empleo de alta calificación; las relaciones con el cliente tanto interno como externo y la comprensión de sus necesidades son cada vez más importantes; se demandan nuevos perfiles profesionales relacionados con el talento 4.0 (ciberseguridad, big data, etc.); y se transforma el entorno de trabajo e incrementa la importancia del líder de proyectos como mentor y coach.

El informe menciona tres ejemplos de estos nuevos entornos de trabajo centrados en el talento fruto de la aplicación de la industria 4.0: Adidas y su “speed factory” en Ansbach, Local Motors y Okuma.

Cómo la industria 4.0 impacta en el desarrollo industrial de las naciones

El impacto de la industria 4.0 no es solo micro-económico y a nivel individual de cada compañía que apuesta por la transformación digital; supone a su vez un desafío de primer orden para el desarrollo industrial de las naciones.

De hecho, el informe muestra cómo los países pioneros en seguir la ruta hacia la industria 4.0 (como es el caso de Alemania) son los que han mejorado significativamente su ROCE a lo largo de los últimos 15 años (Vid. Figura 2).

Figura 2. Evolución del ROCE por países

Una oportunidad para el cambio social: la industria 4.0 y la creación de empleo

La industria 4.0 supone, según este, informe, la oportunidad de crear 10 millones de nuevos empleos en Europa en 2035 (Vid. Figura 3).

Empleados i40

Figura 3. Empleados en la la industria 4.0

Esto supone afrontar desde ya la emergencia de la educación 4.0 y la superación del gap existente entre realidad de la empresa y los contextos formativos (tanto a nivel de formación profesional como de universidad).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: