Un máster en industria 4.0 para formar talento 4.0

iot-1

Ya señalamos en una entrada anterior titulada “La industria 4.0 necesita talento 4.0” que uno de los retos fundamentales de la industria del futuro es la formación y gestión de las personas: el talento. En este sentido, cobra especial importancia la formación tanto de los actuales como de los futuros profesionales en las competencias clave que demanda la industria 4.0.

Como señala el informe de Boston Consulting Group “Time to Accelerate in the Race Toward Industry 4.0” que hemos comentado en esta entrada del blog, las compañías a nivel global están demandando nuevos perfiles y competencias profesionales vinculados de manera preferente con las siguientes áreas: data management, data security, software development, programación, data science, analytics, human-machine interface,  machine-machine communication, etc.

Figura 3

A fin de preparar el talento 4.0 que demandan las empresas de cara a su transformación digital, la escuela de negocios PEAKS junto a FOM Asesoramiento Tecnológico han puesto en marcha un Máster en Industria 4.0 pionero en España.

Objetivos, competencias y profesorado del máster

Como señala su director, Francisco Jariego, el objetivo del master es “formar a profesionales altamente cualificados, que conozcan los habilitadores tecnológicos y cómo interconectarlos y aplicarlos a cada industria particular”. Se pretende por tanto formar en tecnologías, pero también en nuevas formas de hacer negocios en la economía digital y en la gestión del talento necesario para la industria 4.0.

Las competencias que se pretenden desarrollar son las siguientes:

  • Programar PLCs
  • Conocer la configuración SCADA y MES
  • Implementar soluciones MES para una fábrica conectada
  • Conocer la dinámica de una planta conectada
  • Conocer los biosensores y sus aplicaciones
  • Crear dispositivos IoT
  • Dominar el ecosistema tecnológico de big data
  • Conocer la aplicación de machine learning a los procesos industriales
  • Conocer y aplicar la fabricación aditiva
  • Conocer los nuevos programas de diseño 3D
  • Imprimir objetos con una impresora 3D
  • Aplicar la realidad virtual a procesos de fabricación
  • Conocer la nueva era de la robótica

El máster se organiza en tres bloques: tecnologías habilitadoras, fábrica digital o conectada, y nuevos modelo de negocio y gestión de personas, en el que tengo el placer de participar impartiendo el módulo sobre  gestión del talento 4.0.

El talento del claustro de profesores es excepcional con presencia de compañías y profesionales de primer nivel tanto a nivel nacional como europeo e internacional: Francisco Jariego (Director del Máster), Carlos Aparici (Director Industrial en ITC Packaging), Miguel Castillo (CEO de Carriots IOT), Bruno Cendón (CTO y Desarrollo de Negocio en TST), Andrés Cortijos (Director General en Confectionary Holding), Ion Cuevas-Mons (Venture Creation, New Digital Businesses en BBVA), Diego García (Vicepresidente y Product Manager. AISoy Robotics), José García Pacheco (Director General de B4Motion), María Gil (Directora Ejecutiva en Adevice Solutions S.L), Marco Laucelli (CEO de Novelti), Luis Martínez Nuez (Ingeniero de I+D en Libelium), Javier Martínez (CEO de Trasluz), Rubén Martínez García (Stakeholders Relation Manager en ASTI), Roberto Ranz (Gestión del talento en ASTI), Juan Monzón Fabregat (CEO de Exovite), Soraya Paniagua (Consultora de comunicación digital), Iván de Prado (CEO de Datasalt), Juan Miguel Roche (Gerente de consultoría SAP en Seidor), José Rosell (Socio en S2 Grupo), Javier Saldaña (Subdirector General en MBHA), José Manuel Sánchez (Managing Director Asia en SRG Global), Carlos Sanchís (Adjunto a Direccion de Recursos Humanos Dulcesol), Juan Simó (Sales Manager Spain en Brand-Rex), Emilio Soria (Asesor científico en LIFE , Juan Tendero (Lewihe), Alberto de Torres (Director del Área eServices en Tecnalia), Ángel Ybáñez (Diseño de productos y servicios), Javier Zorzano (Product Manager en Internet of Things en Telefónica).

Presentación del máster y más información

La presentación del máster tendrá lugar el próximo miércoles 22 de junio en Valencia en un acto titulado Industria 4.0: algo más que una moda, y que contará con la participación de Francisco Jariego (Presidente del Comité Asesor de FOM y Director del Máster) y Josep Vento (Director de Operaciones de Laboratorios SESDERMA).

Puedes acceder a toda la información sobre el máster en la web de PEAKS Business School o consultando este documento con toda la información detallada.

Enhorabuena a PEAKS Business School y a todo el equipo de FOM por esta iniciativa formativa de excelencia en el ámbito de la industria 4.0.

 

Una guía estratégica hacia la industria 4.0

35386183_thumb5_690x400.gif

¿Cómo dar los primeros pasos hacia la industria 4.0? ¿Cuál puede ser el camino que ha de recorrer tu compañía para apropiarse de esta posibilidad? En esta entrada vamos a centrarnos en la estrategia hacia la industria 4.0 sirviéndonos de uno de los artículos más recientes y relevantes en este campo publicado por Reinhard Geissbauer, Jesper Vedsø y Stefan Schrauf (consultores de PwC en Alemania y Dinamarca), titulado “A Strategist’s Guide to Industry 4.0“.

Transformación digital e industria 4.0

Los autores consideran que el núcleo fundamental del enfoque de la industria 4.0 está formado por tres aspectos clave de la transformación digital:

  1. La completa digitalización de las operaciones de la compañía, con una integración tanto vertical (a fin de incluir cada función y la jerarquía en su conjunto) como horizontal (vinculando a los proveedores, partners y distribuidores en la cadena de valor y transfiriendo entre ellos datos en tiempo real y con precisión). Esta digitalización también conlleva la virtualización del mundo físico, bien mediante robots o vehículos de guiado automático (AGV) que llevan a cabo las operaciones de logística (véase el caso de ASTI), o bien mediante la creación de prototipos que simulan el diseño de nuevas plantas o productos.
  2. El rediseño de los productos y servicios a fin de que incluyan software que los convierta en responsivos e interactivos, gestionando por sí solos su actividad en colaboración con otros productos o elementos de su entorno, incluido el hombre. Cuando se capturan y analizan los datos generados por estos productos y servicios, podemos conocer con detalle cómo están funcionando y cómo están siendo usados. Las compañías pueden utilizar ya estos datos en tiempo real (véase el caso de Novelti o los desarrollos de Mesbook) para desarrollar y mejorar sus productos y servicios.
  3. La colaboración y la interacción más estrecha con los clientes gracias a estos nuevos procesos, productos y servicios. La industria 4.0 posibilita una cadena de valor más responsiva que permite atender las necesidades individuales del cliente y ajustar a las mismas el modelo de negocio. Los clientes pueden especificar las características personales de los productos que demandan y estas ser transmitidas de manera inmediata a las líneas de ensamblaje.

Estos procesos requieren cambios significativos a nivel de estructuras y prácticas organizacionales, colaboración, comunicación de la cultura digital y, por supuesto, talento (mucho talento). También de requieren plataformas y sistemas que permitan conectar y comunicar máquinas y sistemas de diversas compañías a fin de facilitar transacciones, operaciones o movimientos logísticos, así como recopilar y analizar los datos extraídos de su uso. Las plataformas de software de Siemens son un claro ejemplo en este sentido.

El camino de tu compañía hacia la industria 4.0 en seis pasos

Las competencias digitales y el talento 4.0 son claves para avanzar hacia la industria 4.0. Su desarrollo es clave por lo que es preciso enfocar una estrategia paso a paso, pero con velocidad. Los autores proponen una estrategia en 6 pasos hacia la industria 4.0 que glosamos a continuación:

  1. Diseña una estrategia de industria 4.0 para tu compañía. Evalúa mediante herramientas de diagnóstico tu grado de madurez digital actual y ten claro dónde quieres llegar. Esto te permitirá identificar los obstáculos y establecer los objetivos concretos que tienes que alcanzar para avanzar progresivamente. Prioriza las métricas y los KPI que sean más valiosos para tu negocio y asegúrate de que están alineados con tu estrategia global. Esfuérzate por lograr el compromiso del equipo directivo con este enfoque y visión, y asegúrate de que el compromiso es compartido por el resto de personas de la organización que basarán sus decisiones en las intenciones, creencias y expectativas de los líderes.
  2. Comienza con proyectos piloto. Usa estos proyectos para poner a prueba tus conceptos, aprender rápido de los errores y demostrar lo antes posible los beneficios de la industria 4.0 para tu negocio. No todos los proyectos serán un éxito, pero te ayudarán a descubrir y aprender el enfoque que mejor funciona en tu compañía. Para cada proyecto define su alcance pero ten en cuenta siempre el producto final que quieres alcanzar. Colabora con asesores externos, trabaja con startups o aceleradoras para avanzar en tu proceso de digitalización desde un enfoque de innovación abierta.
  3. Define el talento y las competencias que necesitas. A partir de las lecciones aprendidas con tus proyectos piloto, diseña el mapa del talento que necesitas para alcanzar tus objetivos y desarrolla un ecosistema de alianzas y programas para atraer ese talento y formar esas competencias. Incluye habilitadores tecnológicos como una infraestructura IT altamente funcional tipo MOM (Manufacturing Operations Management). Sin embargo, no olvides que tu éxito en la industria 4.0 dependerá del talento 4.0 que logres estimular, atraer y desarrollar.
  4. Conviértete en un virtuoso de la analítica de datos. Junto al talento, otro facilitador clave para lograr velocidad en la industria 4.0 es tu progreso a la hora de manejar las posibilidades del big data y del smart data de una forma efectiva y creativa. Necesitas no solo analistas sino una correcta alineación de las capacidades analíticas con las prioridades estratégicas de toda la compañía. Es preciso combinar datos procedentes de diferentes partes del negocio -por ejemplo, calidad, logística, etc.- y aplicarlos al máximo de dominios posibles, especialmente aquellos que te diferencian o que te atraen clientes. Sírvete de sistemas inteligentes como los de Novelti para analizar y usar datos en tiempo real con el fin de mejorar tus productos y servicios. Piensa en grande, pero comienza a pequeña escala para probar tus conceptos de analítica de datos.
  5. Transfórmate en una empresa digital. Convierte la filosofía de la industria 4.0 en una parte del core business de tu organización. De esta forma te será más fácil cambiar actitudes y prácticas sociales en tu compañía respecto a la digitalización. Ten clara la visión, establece un claro liderazgo con compromiso del equipo directivo y comunica la cultura digital de tu compañía. Todas las personas de la organización tienen que llegar a pensar y actuar como nativos digitales, con pasión por innovar y experimentar, y participando en los procesos de mentorización para el desarrollo del talento 4.0. Recuerda que la Industria 4.0 no es un producto sino una idea, de tal forma que el cambio no se detiene una vez que aquella se implementa. Tu compañía va a necesitar cambiar y adaptarse a este cambio continuamente, cada vez de manera más rápida, para comenzar de nuevo con eso que en diez o veinte años llamaremos industria 5.0.
  6. Adopta una perspectiva sistémica en todos tus procesos. Desarrolla productos y soluciones completas para tus clientes, acompañándoles también en su viaje hacia la industria 4.0. Sírvete de plataformas externas si no puedes ofrecer un ecosistema completo para la gestión y el desarrollo del talento 4.0. Haz de tu enemigo un amigo (sein Feind zum Freund machen): esta es la estrategia colaborativa que es extiende como la pólvora en Alemania, y que les ha permitido ser los líderes mundiales en la industria 4.0. Busca formar parte de grandes plataformas IT con estándares y crea ecosistemas para el desarrollo del talento 4.0 y la educación 4.0.

Conclusión

En fin, no creas que esto es una moda más. La industria 4.0 permitirá crecer -o también sobrevivir- a aquellas compañías que comprendan de manera profunda lo que significa esta idea para ellas y para la economía global.

La industria 4.0 en Alemania y Estados Unidos: una comparativa

Industria 4.0 en Alemania y EEUU

El pasado mes de mayo, la consultora The Boston Consulting Group (BCG) publicó un informe titulado “Time to Accelerate in the Race Toward Industry 4.0” en el que se lleva a cabo una comparativa entre Alemania y Estados Unidos en lo relativo a su preparación para la industria 4.0. En esta entrada ofrecemos una contextualización y resumen ejecutivo de dicho informe.

The Boston Consulting Group: sobre el papel de las consultoras en la implementación de la industria 4.0

The Boston Consulting Group (BCG) es una consultoría global, líder en el ámbito de la estrategia de negocio, con presencia en 48 países. Al igual que otras grandes consultoras, uno de sus servicios es el acompañamiento a sus clientes en el viaje hacia la industria 4.0. Esto pone claramente de manifiesto el papel central que las consultoras juegan y van desempeñar en la implementación de la industria del futuro.

En este sentido, esta consultora plantea 6 preguntas claves a fin de definir la situación de partida, definir la estrategia e iniciar la implementación de la industria 4.0:

  1. ¿Cómo los datos crean un nuevo valor?
  2. ¿Con qué velocidad emergerán nuevos modelos de negocio?
  3. ¿Como la industria 4.0 cambiará la estructura de la industria tradicional?
  4. ¿Que papel jugar en esta nueva coyuntura?
  5. ¿Que competencias hemos de adquirir para tener éxito en la industria 4.0?
  6. ¿Cómo comenzar?

Algunos aspectos claves del informe

El informe se ha realizado a partir de más de 600 encuestas a compañías estadounidenses y alemanas con el fin de evaluar su progreso en la adopción de la industria 4.0 y para identificar los principales desafíos que supone su implementación. Los resultados indican que las grandes compañías de ambos países ambicionan su transformación digital pero necesitan acelerar sus esfuerzos para alcanzar sus objetivos.

Aproximadamente, la adopción de la industria 4.0 ha sido similar en ambos países, si bien las compañías alemanas muestran estar mejor preparadas para la implementación de la industria del futuro y son más ambiciosas a este respecto. Los mayores desafíos que abordan son, por este orden, la búsqueda de talento, la ciberseguridad y los requerimientos financieros.

Asimismo, el estudio revela que ambos países necesitan acelerar sus esfuerzos para implementar la transformación digital y alcanzar sus objetivos estratégicos.

El status quo de la adopción de la industria 4.0

El 19% de las compañías alemanas han implementado ya un concepto completo de industria 4.0 (en calidad de “smart factory”) o han dado los pasos hacia dicho concepto mediante la introducción de robots autónomos en comparación con el 16% de las compañías norteamericanas.

Además, las compañías alemanas se muestran mejor preparadas para adoptar la industria 4.0. Solo el 18% de las compañías alemanas afirman no estar preparadas para introducir las tecnologías de la industria 4.0. Por contra, el 41% de las compañías norteamericanas dicen no estar todavía preparadas (Vid Figura 1).

Figura 1

Por otro lado, las compañías alemanas se muestran más ambiciosas respecto a la aplicación o planificación de tecnología avanzada. Por ejemplo, el 60% de las compañías manufactureras han aplicado o planifican la aplicación (en los próximos uno o dos años) de procesos de automatización en la logística o mantenimiento productivo, en comparación con el 40% de las compañías americanas. La mayor ambición de las empresas alemanas se refleja en su necesidad de asumir los factores de coste, con mayor productividad y mayor velocidad en los procesos de transformación digital (Vid. Figura 2).

Figura 2

El desafío más destacado: el talento y la falta de empleados cualificados

La industria 4.0 necesita en ambos países nuevos perfiles profesionales como, por ejemplo, programador o analistas (Vid. Figura 3).

Figura 3

En este sentido, el desafío más importante que señalan las compañías de ambos países es el talento 4.0 (40% de las compañías alemanas y 35% de las americanas), por encima de la ciberseguridad y factores financieros (Vid. Figura 4).

Figura 4

Para afrontar este gap las compañías alemanas se centran en mayor medida en la formación continúa e interna de sus trabajadores, pero ambos países deben redoblar sus esfuerzos en la atracción global del talento digital.

Otros desafíos: la ciberseguridad y la financiación

Junto al desafío del talento, los otros dos más destacados son la ciberseguridad y la financiación. Para el 41% de las compañías alemanas la ciberseguridad es el principal reto frente al 32% de las norteamericanas. Por contra, el 37% de las compañías norteamericanas cifran en la financiación su principal reto frente al 27% de las alemanas. Estas inversiones (del orden del 7 al 9% de total de los ingresos) serán claves para mantener la competitividad.

Conclusión

Los datos más destacados del informe se recogen en esta infografía que reproducimos a continuación. Para mantener su competitividad, resulta claro que todas las compañías (no solo las alemanas o norteamericanas) necesitan acelerar sus esfuerzos a fin de implementar la industria 4.0.

Carrera industria 4.0

Industria 4.0 “Made in France”: la industria del futuro

Los alemanes dicen “Industria 4.0” y los franceses “Industria del futuro”. En esta entrada vamos a comentar la situación de la industria 4.0 “Made in France” haciendo especial hincapié en su estrategia y algunos casos de éxito. Pese a la diferencia semántica, veremos cómo Francia y Alemania han dado ya los primeros pasos para cooperar conjuntamente en este campo. Prueba de ello es la conferencia franco-alemana sobre industria 4.0 celebrada el pasado 10 de mayo.

La situación de partida de Francia ante los desafíos de la industria 4.0

Como vimos en la entrada anterior titulada “Europa ante el desafío de la industria 4.0“, la industria Francesa ha atravesado un periodo de declive en los últimos quince años, de tal forma que el peso de la industria manufacturera en el PIB del país ha pasado del 15 al 10%. No obstante, su preparación para la industria 4.0 es pareja a la de países como Bélgica o Dinamarca, lo que sitúa a este país dentro del clúster de países potenciales de cara a la transformación digital de la industria. A diferencia de Alemania, que se sitúa como país puntero en la industria 4.0, el enfoque francés de la industria del futuro ha de ser más amplio, lo que supone a su vez un inconveniente pero también una ventaja.

Construir la industria francesa del futuro

Bajo el lema “La industria del futuro” la estrategia francesa en industria 4.0 fue lanzada el 18 abril de 2015 en Nantes por Emmanuel Macron con el objetivo imperativo de modernizar y acompañar a la industria francesa hacia la transformación de sus modelos de negocio, de su organización, de sus modos de concepción y comercialización mediante la tecnología digital. Esta estrategia se enmarca en una nueva fase de la que en Francia se conoce como la Nueva Francia Industrial (NFI) y que se basa en el plan “Usine du futur” redactado en 2014. Este plan recoge 34 iniciativas que abarcan desde la educación, la robótica, el big data y el vehículo autónomo hasta la ciberseguridad, la realidad aumentada o la automatización.

Los cinco pilares del proyecto “Industria del futuro”

El proyecto “Industria del futuro” se asienta sobre cinco pilares:

  1. Desarrollo de la oferta tecnológica para la industria del futuro: el proyecto permitirá acompañar los proyectos de las empresas en aquellos mercados y sectores en los que Francia puede lograr en un plazo de cinco años una posición de liderazgo europeo o incluso mundial: fabricación aditiva y 3D, objetos conectados o realidad aumentada.
  2. Acompañamiento de las empresas hacia la industria del futuro: se plantea tanto un acompañamiento personalizado como financiero en forma de ventajas fiscales y financiación adicional.
  3. Formación de las personas: se reconoce como condición de posibilidad de la industria del futuro la formación de las personas y la necesidad de formar el talento y promocionar los nuevos perfiles profesionales requeridos.
  4. Fortalecimiento de la cooperación europea e internacional: se afirma la necesidad de socios  y estrategias en esta materia a nivel europeo e internacional, especialmente en colaboración con Alemania.
  5. Promoción de la industria del futuro: mediante el lanzamiento de proyectos pilotos y comunicación de buenas prácticas, la creación de una plataforma común de la industria del futuro francesa y la organización de eventos.

En este último ámbito, se ha creado ya la web de la Alianza Industria del Futuro (muy por debajo del nivel de la plataforma alemana), una web donde se recogen buenas prácticas por sectores y departamentos, y son numerosos los eventos regionales organizados para comunicar y divulgar la industria del futuro (algunos bajo el lema industrias 2020 como este en Auvergne-Rhône-Alpes), o este que se ha celebrado hoy mismo en París.

Un caso de éxito: las plantas del futuro del Grupo PSA

Uno de los líderes de la industria del futuro tanto en Francia como a nivel global es el Grupo PSA. En una entrevista reciente, Louis Gallois (presidente del consejo de administración de PSA y copresidente de La Fábrica de la Industria -un laboratorio de ideas sobre la industria realmente audaz) señalaba que la industria del futuro es un asunto tanto cultural como tecnológico. A su juicio, la industria del futuro es ya una realidad sobre la que no cabe elección y una gran oportunidad, especialmente para las PYMES, en la que deben trabajar conjuntamente tanto la administración como el sector privado.

En PSA la industria 4.0 se concibe como un elemento estructural del plan estratégico, sabedores de que las compañías que no lo adopten corren un grave riesgo vital. Asimismo, Louis Gallois señala el papel central del talento y de la educación para afrontar los desafíos de la industria 4.0.

En este vídeo se plasma su visión de la planta de la industria del futuro, una planta que en muchos aspectos es ya una realidad. Los vehículos de guiado automático que aparecen en el vídeo son ya una realidad gracias a la tecnología de vanguardia que la compañía burgalesa ASTI instala en las plantas del futuro del grupo PSA en seis países.

Europa ante el desafío de la industria 4.0

En una entrada anterior titulada “España 4.0: el reto de la transformación digital” hemos comentado el informe de la consultora Roland Berger esponsorizado por Siemens sobre la situación de la industria 4.0 en nuestro país. En esta ocasión vamos a abrir el enfoque a Europa para analizar las distintas situaciones de partida de los países europeos ante los desafíos de la industria 4.0 sirviéndonos de un informe de Roland Berger titulado “Industry 4.0: The role of Switzerland within a European manufacturing revolution“.

El papel de la industria en Europa

La industria juega un papel central en la economía europea, siendo una pieza clave de la investigación, la innovación, la productividad, la creación de empleo y las exportaciones. La industria genera el 80% de las innovaciones en Europa y el 75% de sus exportaciones. No obstante, en los últimos 10 años se ha producido una fractura entre aquellos países europeos que han mantenido sus niveles de industrialización (como Alemania o Suiza) y aquellos otros en los que estos han decrecido (véase el caso de España, Francia o Reino Unido), haciendo de Europa un continente extremadamente diverso a nivel industrial.

Industria 4.0

La industria 4.0 necesita en Europa una inversión de 1350 billones de euros en los próximos 15 años

El concepto de “Industria 4.0” enfatiza la idea de la transformación digital y va más allá de un modelo de planta o fabrica del futuro, vinculando entre sí los procesos y los productos a nivel global. La personalización, la customización masiva, la flexibilidad, la competitividad global o la necesaria atracción y formación del talento 4.0 son solo algunos aspectos clave de esta transformación que afectará de manera global a todas las compañías, de tal forma que aquellas que no se suban al tren de la industria 4.0 desaparecerán.

La industria 4.0 supone por tanto una oportunidad para cambiar las reglas de la industrialización, especialmente en aquellos países europeos que más se han visto afectados por la desindustrialización. A fin de alcanzar niveles óptimos de industria 4.0 en Europa para el año 2030, tendrían que invertirse 90 billones de euros al año (un total de 1350 billones de euros en los próximos 15 años).

Cuatro tipos de países en Europa ante el desafío de la industria 4.0

Industria 4.0

¿Cómo están preparados los países europeos ante el desafío de la Industria 4.0? El análisis de Roland Berger diferencia cuatro tipos de países o clústers en Europa ante la industria 4.0. Estos cuatro clústers se organizan en un eje cartesiano en el que el eje horizontal recoge el porcentaje de la industria en el PIB del país, y el eje vertical el grado de preparación del país para adoptar la industria 4.0. Este grado de preparación para la industria 4.0 se calcula a partir de un índice de excelencia industrial en el que se tiene en cuenta el grado de sofisticación del proceso de producción, el grado de automatización de los procesos, el talento disponible y la intensidad de los procesos de innovación. Cada eje se mide en un escala de 1 a 5, de tal forma que un 5 en el índice de preparación para la industria 4.0 indica que dicho país está excelentemente preparado para la cuarta revolución industrial.

De este análisis se desprende que los países europeos pueden organizarse en cuatro tipologías o clústers en función del peso de su industria en el PIB nacional y su grado de preparación para la industria 4.0:

  • Países punteros (frontrunners) con alto peso de la industria en su PIB y con una excelente preparación para la industria 4.0 como Alemania, Suiza, Suecia o Austria.
  • Países potenciales (potentialist) con un peso menor de la industria en su PIB pero con altos niveles de preparación para la aplicación de la industria 4.0 como por ejemplo Holanda, Reino Unido o Dinamarca.
  • Países tradicionalistas (traditionalist) con un alto peso de la industria en su PIB pero con baja preparación para la industria 4.0 como Lituania, Eslovaquia o Eslovenia.
  • Países vacilantes (hesitators) con un bajo peso de la industria en su PIB en comparación con el resto de Europa y una baja preparación para la industria 4.0 como Portugal, España o Italia.

La hoja de ruta de la industria 4.0 en Europa

El informe considera que Europa está bien posicionada para afrontar los retos de la industria 4.0 (especialmente los países punteros y potenciales), pero necesita una hoja de ruta común con objetivos compartidos.

Hoja de ruta Industria 4.0

Esta hoja de ruta incluye tres pasos:

  1. Establecer de manera prioritaria el ecosistema de la industria 4.0 promoviendo la industria 4.0 como una idea pan-europea y con una visión compartida por todos los gobiernos y agentes implicados.
  2. Estimular la industria 4.0 ofreciendo y asumiendo el liderazgo en tres factores de éxito: a) favoreciendo la aceleración de la innovación; b) desarrollando compañías líderes en el futuro, mediante la adopción de estrategias digitales y la superación de los gaps existentes entre las compañías actualmente líderes y el resto; y c) estableciendo un entorno digital dinámico.
  3. Promover una adopción rápida de la industria 4.0 hasta alcanzar niveles competitivos.

El informe concluye con una idea que nos parece clave: la velocidad es la esencia de la transformación digital y de la industria 4.0. El tiempo para apropiarse de esta posibilidad es ahora.

La revolución digital: el impacto de la industria 4.0 en el empleo y la educación

La revolución digital

El pasado mes de mayo la BBC anunciaba la publicación del informe “The Digital Revolution: The impact of the Fourth Industrial Revolution on employment and education” a cargo de la Edge Foundation y redactado por Kenneth Baker. La Edge Foundation es una institución sin ánimo de lucro de referencia internacional cuya misión es fomentar el emprendimiento y las habilidades técnicas de los jóvenes mediante metodologías activas con el fin de que estos se preparen para los desafíos reales de la economía del siglo XXI.

Este informe nos parece de gran importancia, especialmente para el ámbito educativo, por lo que en esta entrada ofrecemos un resumen ejecutivo del mismo. Lo haremos respondiendo a cinco cuestiones claves que plantea este informe.

La tecnología del mañana ya está aquí

La tecnología del mañana ya está aquí

El informe comienza mostrando lo que ya es una evidencia: la tecnología del futuro ya está aquí con nosotros y ha venido para quedarse y trasformar no solo la industria sino todos los aspectos de la vida humana: la economía, la educación, la cultura, la sanidad, el arte y la cultura. Ejemplos de esta tecnología son el internet de las cosas (IoT), la cirugía robótica, la inteligencia artificial, la realidad aumentada, la impresión 3D, el big data, la robótica, etc.

La novedad de la cuarta revolución industrial

A juicio de Kenneth Baker, la cuarta revolución industrial seguirá un patrón distinto a las anteriores al crear menos empleos de los que destruirá. Las razones que aduce para justiciar su tesis son cuatro: a) la velocidad de los cambios (más rápidos que nunca); b) la proliferación de los agentes de la revolución digital; c) el acceso generalizado a nivel global a base de datos en la nube, cosa que favorece procesos de innovación en todo el planeta por parte de individuos y equipos no necesariamente ubicados en universidades y centros de investigación; y d) las inversiones millonarias de la compañías para desarrollar los habilitadores tecnológicos.

¿Qué impacto tendrá la industria 4.0 sobre el empleo, los futuros perfiles profesionales y la naturaleza misma del trabajo?

Para justificar el impacto de la industria 4.0 sobre el empleo el autor alude a cuatro informes:

Este último informe predice la pérdida total de 7,1 millones de empleos y la creación de 2 millones de nuevos empleos. No obstante, la demanda de competencias técnicas y prácticas de carácter no rutinario y creativo se incrementa con la cuarta revolución industrial. Por consiguiente, conforme los robots automaticen más y más tareas rutinarias, el trabajo humano dependerá de las habilidades para aplicar el conocimiento en nuevos contextos con el fin de desempeñar tareas no rutinarias y de colaboración con los otros (comunicación, trabajo en equipo, teletrabajo, etc.).

¿Qué puede aprender el sistema educativo de la industria 4.0?

En la industria 4.0 el conocimiento es necesario pero no es suficiente. El razonamiento abstracto y el conocimiento necesitan estar vinculados con el mundo real a través de proyectos y aplicaciones reales. La universidad -y también los centros educativos-  deben internalizar esta metodología de aprendizaje en la que alumnos y profesores colaboran para diseñar proyectos para la vida real que se desarrollan en equipo durante semanas o incluso meses. Cada proyecto ha de estar conectado con el mundo real del trabajo y dar pie a un producto real que se comunica a una audiencia. En el caso de Inglaterra, esta metodología se aplica ya en 39 University Technical Colleges (UTC), que según las previsiones serán 55 en 2017.

Los UTC surgen de la colaboración entre las universidades y las empresas y desarrollan de manera específica en el alumnado de entre 14 y 19 años las siguientes competencias de cara a la formación de los ingenieros, científicos y técnicos del futuro: razonamiento, análisis y solución de problemas, trabajo en equipo, toma de decisiones basadas en datos, habilidades sociales, pensamiento creativo, escucha activa, comunicación persuasiva,  management y habilidades de negocio.

UTC Students

El informe recoge proyectos del UTC Reading (centro de referencia en ciencias computacionales e ingeniería); el Liverpool Life Sciences UTC (especializado en ciencias de la salud y en el que los alumnos realizan proyectos para investigar sobre genética, la malaria, el cáncer, etc.); o el UTC Sheffield  (en el que los alumnos diseñan y prototipan coches de carreras y aprenden a programar robots). Este vídeo sensibiliza sobre por qué estudiar en un UTC.

¿Qué significa la industria 4.0 para la educación en su conjunto? La necesidad de un nuevo programa formativo

En la era de la industria 4.0 y de la transformación digital todos los jóvenes necesitan adquirir un amplio espectro de competencias, actitudes y experiencias tanto digitales como de innovación y creatividad. No obstante, estas cuestiones brillan por su ausencia en los currículos ordinarios de los sistemas educativos.

De ahí que el informe plantee la necesidad de un nuevo programa formativo en torno a ochos aspectos claves:

  1. Los centros de educación primaria han de enseñar programación a los alumnos pese a que muchos de los profesores no tienen experiencia en este campo. Tendrán que apoyarse en expertos externos y en las múltiples aplicaciones de programación y robótica educativa que ya existen a fin de que desde primaria los alumnos aprendan a programar.
  2. Los centros de educación primaria deberían contar con impresoras 3D.
  3. Los centros de educación secundaria deberían ofrecer formación en ciencias computacionales al menos para la mitad de los alumnos que obtienen el título de secundaria.
  4. Los centros de educación secundaria deberían ser capaces de introducir materias como Ciencia Computacional o Diseño y Tecnología con una perspectiva práctica y aplicada.
  5. Se debería introducir la formación técnica a los catorce años.
  6. Todos los alumnos deberían aprender las cuestiones básicas sobre management, negocios y marketing, fomentando en ellos  el talento emprendedor.
  7. Se debería crear un itinerario formativo centrado en la transformación digital y la industria 4.0 para algunos alumnos entre los 14 y los 18 años.
  8. Las universidades y empresas deberían ser parte activa de este nuevo programa formativo.

La Industria 4.0 “Made in Spain”

La industria 4.0 no es una moda pero tenemos que poner de moda la Industria 4.0 “Made in Spain”. Como vimos en la entrada “España 4.0: el reto de la transformación digital“, y en palabras de Pablo Oliete, “la industria española empieza a conocer los retos que plantea la Industria 4.0, pero de hecho son pocos los movimientos realizados hasta ahora a favor de definir una estrategia conjunta entre todos los participantes del ecosistema industrial en España”.

En esta entrada vamos a hablar de Industria 4.0 en España y de los pasos que  la AMETIC y la iniciativa estatal Industria Conectada 4.0 vienen dando en esta dirección. Ojalá pronto podamos tener un ecosistema de industria 4.0 como el de Alemania. Empresas de primer nivel no nos faltan.

La AMETIC y la Industria 4.0

AMETIC es la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales, y lidera, en el ámbito nacional, los intereses empresariales de un hipersector tan diverso como dinámico, el más innovador pues concentra un 30% de la inversión privada en I+D y el que cuenta con mayor capacidad de crecimiento de la economía española.

AMETIC representa un sector clave para el empleo y la competitividad con un importante impacto en el PIB de España, al tiempo que ofrece posibilidades de externalización muy positivas para otros sectores productivos fruto de la transformación digital de los procesos empresariales tanto a nivel de generación de productos como de oferta de servicios.

Dentro de su área de actuación de I+D+i e Internacionalización existe una comisión de industria 4.0 presidida por Pablo Oliete que nace con un doble objetivo: definir un enfoque estratégico de la industria 4.0 y ser un intermediario entre las empresas y la administración pública. Pablo Oliete ha coordinado la publicación en noviembre de 2015 del informe “Las tecnologías IoT dentro de la industria conectada 4.0“.

iot

Este informe es el más completo hasta la fecha sobre la industria 4.0 disponible en español. Consta de cinco capítulos: 1. El IoT como tecnología disruptiva en la industria 4.0; 2. La industria 4.0 y la aplicación de tecnologías IoT en los procesos de fabricación industrial; 3. El papel que juega el IoT en un mercado global; 4. La inversión público-privada en tecnologías industriales e industria 4.0; y 5. Conclusiones. De especial importancia para el tema que nos ocupa es el parágrafo 5 del segundo capítulo que se ocupa de la industria 4.0 en España (pp. 73-81) y que concluye así: “Es responsabilidad de Empresarios, Universidades, Centros Tecnológicos, Agentes Sociales, Entidades Financieras y Administraciones públicas definir una estrategia conjunta para aprovechar las nuevas oportunidades que nos ofrecen las Tecnologías IoT y la transformación de la Industria 4.0. De no ser así la industria española perderá competitividad y se estará desaprovechando un nicho de creación de empleo y riqueza para España”.

Industria Conectada 4.0

Industria Conectada 4.0 es la iniciativa del Gobierno de España para impulsar la transformación digital de la industria española mediante la actuación conjunta y coordinada del sector público y privado. En esta iniciativa colaboran Indra, Santander y Telefónica, y sus actuaciones están alineadas con la Comunicación de la Comisión Europea de 19 de abril de 2016 “Digitalización de la industria Europea. Aprovechar todas las ventajas de un mercado único digital“. Industria Conectada 4.0 tiene tres objetivos:

  1. Incrementar el valor añadido y el empleo en el sector industrial español.
  2. Desarrollar la oferta local de soluciones digitales.
  3. Desarrollar palancas competitivas diferenciales para favorecer la industria española e impulsar sus exportaciones.

Su líneas de actuación son cuatro:

Líneas_de_actuación

A tal fin se han desarrollado ocho líneas estratégicas:

líneas_estratégicas

Asimismo, fruto de esta iniciativa es el informe “La transformación digital de la industria española“. Este informe sintetiza el concepto de industria 4.0 y las oportunidades que ofrece para la industria española, destacando el papel de los habilitadores digitales y las iniciativas de otros países. Asimismo, recoge el plan de acción de la iniciativa Industria Conectada 4.0 y dos apéndice con aplicaciones de la industria 4.0 en el sector de la automoción y en el textil.

trasformación_digital_industria_española

En el ámbito de la comunicación, la iniciativa Industria Conectada 4.0 ha producido la edición de una serie de píldoras formativas sobre la industria 4.0 como la que aparece al comienzo de esta entrada y que pueden consultarse en este enlace. Los vídeos se agrupan en cuatro bloques temáticos: “Industria Conectada 4.0”, “El proceso productivo”, “Los habilitadores digitales” y “La transformación digital”.

Las nuevas actuaciones de la iniciativa Industria Conectada 4.0 fueron presentadas en el Ministerio de Industria el pasado 28 de abril y pueden conocerse con detalle en el vídeo de dicha presentación.

Industria 4.0 “Made in Spain”: algunos casos de éxito

En España existen muchos y excelentes casos de éxito en el campo de la industria 4.0. Algunas de estas compañías y startups mostraron sus buenas prácticas en la jornada “Vivir en un mar de datos: Industria 4.0 y las nuevas startups españolas” celebrada en el pasado 19 de mayo en el Espacio Telefónica. La mesa redonda contó con la participación de Pablo Oliete (Presidente de la Comisión Industria 4.0 de AMETIC), Josep Vento Morales (Director de Operaciones en Laboratorios Sesderma), Rubén Martínez (Director de Relaciones con Stakeholders de ASTI), Marco Laucelli (CEO y fundador de Novelti), y Almudena Moreno (Head of Millennial Makers y Business Development en Telefónica Open Future). 

La industria 4.0 y el desarrollo del talento emprendedor

En entradas anteriores sobre el Talento 4.0 y la Educación 4.0 hemos destacado la importancia del fomento del talento emprendedor para la Industria 4.0. En esta entrada vamos a hablar del papel de la industria 4.0 en el fomento del emprendimiento digital como factor clave para el desarrollo del talento 4.0, mencionando algunas iniciativas europeas en este campo.

El plan de acción sobre emprendimiento 2020 de la Comisión Europea

En 2013, la Comisión Europea lanzó un plan de acción sobre emprendimiento 2020 con el fin de relanzar el espíritu emprendedor en Europa. Este Plan de Acción es un programa de acciones conjuntas para liberar el potencial del emprendimiento en Europa, eliminar los obstáculos existentes y revolucionar la cultura del emprendimiento. Su objetivo es facilitar la creación de empresas y crear un entorno mucho más favorable para que los emprendedores actuales puedan prosperar y crecer.

En él se proponían tres áreas o pilares de intervención inmediata:

  1. Educar y formar en materia de emprendimiento para promover el crecimiento y la creación de empresas.
  2. Crear un entorno en el que los emprendedores puedan desarrollarse y crecer.
  3. Dinamizar la cultura del emprendimiento en Europa: crear una nueva generación de emprendedores, establecer modelos y llegar a grupos específicos.

Dentro del segundo ámbito de acción, este plan de acción ponía de relieve el potencial del uso inteligente de las TIC como motor de la industria y mencionaba como una iniciativa específica el “aprovechamiento de las nuevas oportunidades para las empresas en la era digital”. Para conseguir tal objetivo se anunciaban algunas políticas como la asimilación de las tecnologías digitales y la conexión de las PYMES con el mundo digital, el aumento de la concienciación sobre la importancia de la transformación digital, la creación de redes, o la formación en las competencias digitales.

La estimulación del emprendimiento digital: El ejemplo de Watify

watify

Como parte de este plan acción cabe destacar la puesta en marcha de la plataforma Watify bajo el liderazgo de DigitalEurope y Deloitte. El objetivo de esta plataforma, la primera de sus características, es estimular el emprendimiento digital en toda Europa. Entendemos por emprendedor digital la persona que crea o trasforma modelos de negocio mediante el uso de las nuevas tecnologías digitales. Los emprendedores digitales son personas con Talento 4.0 que se caracterizan por una alta e intensa utilización de las nuevas tecnologías digitales (big data, soluciones cloud y móviles) para mejorar los negocios existentes, inventar nuevos modelos de negocio y colaborar con los clientes y stakeholders. El estímulo del emprendimiento digital de esta plataforma se basa en un modelo organizado en cinco pilares:

  • Pilar I: El conocimiento digital y la industria 4.0.
  • Pilar II: El entorno del negocio digital.
  • Pilar III: La financiación.
  • Pilar IV: Las competencias digitales y el liderazgo digital.
  • Pilar V: La cultura emprendedora.

La web de Watify ofrece vídeos de entrevistas con emprendedores europeos en las que estos comentan cómo han aclarado sus dudas a la hora de poner en marcha sus negocios digitales. Asimismo, permite la búsqueda de eventos por países europeos vinculados a la plataforma. Además de los mencionados vídeos, la plataforma incluye un monitor del emprendimiento digital con datos estadísticos, iniciativas e informes sobre el estado del arte y la evolución del emprendimiento digital en Europa. En otra entrada hablaremos de los datos estadísticos que alcanza España en cada uno de los cinco pilares arriba mencionados.

El desarrollo de “startups” a nivel europeo: el ejemplo de OpenAxel

openaxel_logo_2

Otra iniciativa europea especialmente relevante para el desarrollo del talento digital y emprendedor es OpenAxel. Esta plataforma es algo así como una Guía Michelín de las “startups” europeas más prometedoras que pone en conexión a emprendedores digitales con aceleradoras y grandes compañías del sector ICT. OpenAxel proporciona un mapa interactivo que ofrece una visión completa de los servicios de aceleración en Europa así como información por países de las startups y compañías que forman parte de este ecosistema de emprendimiento digital con el fin de favorecer la interacción y el contacto entre ellas (en el caso de España, están registradas 22 aceleradoras, 96 startups, una asociación nacional –AMETIC– y 48 compañías). Además, OpenAxel identifica a los mejores emprendedores y startups digitales mediante dos convocatorias anuales en las que se seleccionan las 18 mejores startups europeas. Los ganadores reciben mentorazgo y viajan a Silicon Valley participando en sesiones de coaching con CEOs relevantes y contando con la posibilidad de contactar con financiadores.

El pasado 27 de mayo se presentó en Londres el último informe de OpenAxel titulado “Acceleration industry in Europe: key insights from corporates and startups“sobre la colaboración entre compañías, startups y aceleradoras. La presentación contó con la participación, entre otros, de Brent Hoberman y Ana Segurado (Telefónica Open Future).

open_axel_Wayra

El informe puede descargarse en este enlace y se estructura en tres partes. La primera de ellas titulada “How corporations engage with startups?” aborda las relaciones de colaboración entre las compañías y las startups así como las políticas de innovación de las primeras y sus planes a medio y largo plazo de colaboración con las startups. Se presentan tres casos prácticos (Telefónica, Barclays y Endesa) y datos sobre las motivaciones de las compañías para trabajar con las startups (Vid. Figura 1), los pasos más frecuentemente utilizados por las compañías para colaborar con las startups (Vid. Figura 2) y los procedimientos de búsqueda de startups (Vid. Figura 3).

Motivaciones de las compañías para trabajar con Startups

Pasos colaboración compañías startups

Formas búsqueda startups

La segunda parte del estudio se centra en el papel de las aceleradoras a la hora de superar el gap entre las compañías y las startups. Ofrece dos casos  de estudio de las aceleradoras Startupbootcamp y Luiss EnLabs y datos sobre las fuentes de financiación de los distintos tipos de aceleradoras (con fines de lucro, Open-innovation o ecosistema; Vid. Figura 4).

Fuentes de financiación

El informe concluye con una parte final con recomendaciones para las administraciones públicas y los tres agentes principales del estudio: startups, aceleradoras y compañías.

Mencionamos las recomendaciones que se plantean a las compañías de la industria 4.0 en materia de colaboración con startups y aceleradoras:

  1. Replica los ejemplos positivos de otras compañías.
  2. Sostén en el tiempo los esfuerzos por la innovación abierta (open innovation).
  3. Comienza con el producto final en mente.
  4. Obtén el apoyo del equipo directivo.
  5. Experimenta con aceleradoras externas.

Telefónica Open Future

Entre las iniciativas para el desarrollo del talento emprendedor cabe destacar la plataforma abierta “Open Future” liderada por Telefónica y partner de OpenAxel. Su misión es apoyar el talento emprendedor a nivel mundial ayudando a convertir ideas innovadoras en negocios de éxito. Teléfonica Open Future invierte en empresas innovadoras con base tecnológica y con alto potencial de crecimiento. Su presencia es global en 17 países, con más de 850 startups aceleradas, más de 600 compañías invertidas, y una inversión comprometida de 350 millones de euros. Open Future aglutina distintas iniciativas que se adaptan a la madurez del proyecto y que se organizan en tres fases: 1) Impulsar (como Think Big o Talentum Startups); 2) Acelerar (como los espacios Crowdworking o Wayra); y 3) Invertir (como los fondos Amerigo o Telefónica Ventures).

Open-Future_infografico-fullsize_ES

Conclusión

El análisis de las iniciativas europeas para el estímulo y fomento del talento emprendedor evidencia que los programas de gestión del Talento 4.0 han de incluir políticas de colaboración con aceleradoras y startups a fin de conformar ecosistemas innovadores abiertos que posibiliten una mayor velocidad, eficiencia e internacionalización de la industria 4.0.

Una educación 4.0 para el fomento del talento 4.0

En una entrada anterior titulada “La Industria 4.0 necesita Talento 4.0: seis retos y un ejemplo” hemos definido el “Talento 4.0” y nos hemos referido a la necesidad inexorable de este tipo de talento para la industria 4.0, mencionando algunos retos y ejemplos específicos como el de la compañía ASTI. En esta entrada vamos a enfocar el concepto de “Educación 4.0” con el fin de insistir en esta tesis fundamental: sólo la Educación 4.0 podrá fomentar el Talento 4.0 que necesita la Industria 4.0, una tesis que puede resumirse bajo esta sencilla  fórmula: Educación 4.0 -> Talento 4.0 -> Industria 4.0. Recientemente, Rosa María García (CEO de Siemens en España) se ha referido a este vínculo necesario entre la Educación 4.0 y la Industria 4.0 durante el evento #Retina2016 organizado por El País.

Así pues, en este entrada a) enunciaremos algunas características de la Educación 4.0 en paralelo con la Industria 4.0; b) hablaremos de la transformación digital de la escuela hacia  la educación 4.0, haciendo especial hincapié en sus desafíos, tendencias y desarrollos; c) plantearemos cuatro aspectos básicos de la Educación 4.0; d) mencionaremos tres áreas claves para el desarrollo del Talento 4.0 en el marco de la Educación 4.0; e) estableceremos tres retos de la Educación 4.0 que nos parecen esenciales; y finalmente f) analizaremos el papel de la Industria 4.0 en la Educación 4.0.

Tres características de la Educación 4.0: el aprendizaje 4.0

Al igual que la industria 4.0 está caracterizada por tres notas esenciales (más flexibilidad en el proceso de producción a la medida de cada cliente individual, más velocidad para reducir el tiempo necesario para colocar el producto en el mercado, y mayor eficiencia gracias al análisis de datos que permite la digitalización y el IoT), podemos afirmar que -paralelamente- la Educación 4.0 tiene tres características fundamentales:

  1. Aprendizaje flexible en función de las necesidades e intereses de cada alumno.
  2. Aprendizaje al propio ritmo y a la velocidad de cada alumno con independencia de su edad y curso.
  3. Aprendizaje digital con feedback constante a partir del análisis de los datos derivados del progreso del propio aprendizaje (Learning Analytics).

Por tanto, la clave de la educación 4.0 es el aprendizaje que podemos llamar 4.0: flexible, al propio ritmo y basado en la analítica de datos.

La transformación digital de la educación: tendencias, desafíos y desarrollos que plantea la tecnología educativa para la educación 4.0

Al igual que en la industria 4.0, la transformación digital de la educación es un proceso imparable, de gran impacto e irreversible. La cuestión para las escuelas no es si se suben o no a la ola imparable de la transformación digital -ya que las que no lo hagan desaparecerán- sino la velocidad a la que van realizar este proceso. En este sentido, la tecnología es un catalizador clave del proceso de transformación digital de la educación.

El NMC Horizon Report para la Educación Superior, recientemente traducido por la UNIR, plantea algunas tendencias, desafíos y desarrollos de la tecnología educativa que serán claves en la transformación digital del aprendizaje y la educación 4.0.

CjSV4QiWEAAvU6x.jpg-large

  • Tendencias clave que aceleran la adopción de nuevas tecnologías en educación:
    • En 5 o más años:
      • Avance de la cultura del cambio y la innovación
      • Replantearse el funcionamiento de las instituciones
    • De 3 a 5 años:
      • Rediseño de los espacios de aprendizaje
      • Cambio a enfoques de aprendizaje más profundo
    • En los próximos 1 ó 2 años:
      • Crecimiento del enfoque sobre la medición del aprendizaje
      • Incremento del aprendizaje mixto o híbrido
  • Desafíos significativos para la transformación digital:
    • Solucionables:
      • Mezcla de aprendizaje formal e informal
      • Mejora de la alfabetización digital
    • Difíciles:
      • Modelos de educación en competencias
      • Personalización del aprendizaje
    • Muy difíciles:
      • Equilibrar nuestras vidas conectadas y no conectadas
      • Mantener la importancia de la educación
  • Desarrollos importantes en la tecnología educativa para la educación 4.0:
    • En un plazo de 1 año o menos:
      • Trae tu propio dispositivo (BYOD, Bring Your Own Device)
      • Analíticas de aprendizaje y aprendizaje adaptativo
    • En un plazo de 2 a 3 años:
      • Realidad aumentada y virtual
      • Makerspaces
    • En un plazo de 4 a 5 años:
      • Informática afectiva
      • Robótica

De entre todos estos desarrollos, desafíos y tendencias el de mayor impacto a corto y medio plazo va a ser sin duda la utilización de las analíticas de datos en las soluciones digitales para el aprendizaje (véase, por ejemplo, el caso de Knewton, Smart Sparrow, CCFK, o New Classrooms, por poner solo algunos ejemplos). Todos estos servicios de aprendizaje están desarrollando algoritmos que comprueban de manera inteligente, dinámica y en tiempo real el aprendizaje progresivo de los alumnos sobre un tema determinado, recomendando la ruta o camino más óptimo así como las modalidades de aprendizaje más adecuadas para su adquisición exitosa por parte del alumno (de igual modo, por ejemplo, como la compañía española Novelti utiliza en la industria 4.0 logaritmos para el análisis de datos de sensores en tiempo real).

Los cuatro postes de la carpa de la Educación 4.0

Además de la tecnología, la carpa de la Educación 4.0 se asienta sobre otros tres postes no directamente relacionados con la tecnología pero cuyo despliegue va ser decisivo gracias a la transformación digital: a) La personalización del aprendizaje; b) Las escuelas como centros para el desarrollo del talento; y c) El aprendizaje de las competencias claves del siglo XXI.

  • La personalización del aprendizaje: al igual que la industria 4.0 ha de referirse y satisfacer las demandas completamente individuales de cada cliente, y hacerlo a partir de la analítica de datos a partir de sensores, la Educación 4.0 ha de basarse en la personalización del aprendizaje gracias a los mencionados algoritmos a los que ya nos hemos referido. La Escuela 4.0 ofrece ya por ende servicios de personalización del aprendizaje tanto en el aula como fuera de ella, atendiendo a dimensiones tanto cognitivas como no cognitivas. El estudiante individual se convierte por tanto en el gran foco de la educación 4.0. Un ejemplo de esta tendencia hacia la personalización son plataformas como Renzulli Learning o School Improvement Network’s GAGE. Si el lector quiere aprender más sobre la personalización del aprendizaje, puede leer alguna de estas entradas del blog del profesor Javier Tourón. 
  • Las escuelas como centros para el desarrollo del talento: la educación 4.0 se basa en políticas y programas de gestión del talento de todos los alumnos en función de su potencial de aprendizaje. A tal fin, resulta fundamental identificar el potencial de aprendizaje de todos los alumnos mediante procesos de talent search, enriquecer el currículo para todos los alumnos y desarrollar programas específicos para el desarrollo del talento de los más capaces que les permitan aprender a su propio ritmo y velocidad. Sobre este aspecto, remitimos de nuevo al lector al blog de Javier Tourón.
  • El aprendizaje de las competencias del siglo XXI: la enseñanza de la educación 4.0 se centra en la adquisición de las competencias del siglo XXI, especialmente de todas aquellas que no pueden desempeñar los robots: la creatividad, la comunicación asertiva, el trabajo en equipo, el pensamiento creativo, la innovación, la forja de redes de trabajo y de colaboración, la inteligencia emocional, la resiliencia, etc.

Educación 4.0 y Talento 4.0

La educación 4.0 no vive al margen de la industria 4.0 y se entiende a sí misma como un espacio para el fomento de todo tipo de talento, incluido el Talento 4.0. En este sentido, resulta clave en la educación 4.0 la aplicación de la metodología del aprendizaje basado en proyectos para el desarrollo del Talento 4.0 por medio del enfoque, despliegue y evaluación de programas específicos centrados en tres áreas claves para el Talento 4.0:

  • El fomento del talento emprendedor.
  • El fomento de las vocaciones STEM y la formación en competencias digitales alineadas con la industria 4.0.
  • El fomento de la formación dual en colaboración con las empresas, especialmente con los centros de I+D+i y el sector tecnológico.

Tres retos de la Educación 4.0

A priori, podría pensarse que la tecnología o la transformación digital de la educación es el reto más importante para la educación 4.0. No obstante, al igual que en el caso de la industria 4.0, el reto tecnológico es el más fácil. Los retos más complejos de la educación 4.0 tienen que ver con las personas que han de gestionar este cambio y son los siguientes:

  • El cambio de las prácticas sociales y de la cultura de los centros educativos, universidades y administraciones públicas.
  • La formación del profesorado y de los equipos directivos.
  • El estímulo, atracción y desarrollo del talento de los profesores que han de hacer posible desde las escuelas de magisterio esta educación 4.0, como señala José Antonio Marina.

El papel de la Industria 4.0 en la Educación 4.0

La educación 4.0 es un reto fascinante. Los actores de la industria 4.0, sabedores de la importancia del talento 4.0, deberían prestar una atención especialísima a este asunto, especialmente en forma de financiación de proyectos educativos innovadores, al igual que ya hacen con el ecosistema de las “startups” para el desarrollo de soluciones innovadoras para la industria 4.0. Asimismo, los programas de talento 4.0 de las industrias 4.0 deberían incluir en el marco de su RSC programas específicos para favorecer el talento 4.0 y alentar la puesta en marcha de escuelas y proyectos educativos 4.0. Sobre las relaciones de colaboración entre la Industria 4.0 y la Educación 4.0 para el fomento del Talento 4.0 hablaremos en una entrada posterior.

La Industria 4.0 necesita Talento 4.0: seis retos y un ejemplo

Talento 4.0

 

No es la tecnología: son las personas la clave de la Industria 4.0. La tecnología es solo el catalizador de esta cuarta revolución industrial que únicamente podrá llevarse  a cabo con las personas y aportando valor añadido a las personas. De ahí que la Industria 4.0 necesite Talento 4.0. y, por ende, que sea tan importante alinear la gestión del talento con la estrategia de transformación digital de las compañías desde una perspectiva global y poliédrica, atendiendo tanto a su estímulo como a su atracción y desarrollo. Estas políticas plantean determinados retos claves para la gestión del talento 4.0. Retos y desafíos que la compañía ASTI afronta como una oportunidad de innovación y crecimiento.

El carácter poliédrico del Talento 4.0 

Las personas con Talento 4.0 son aquellas que demuestran una aptitud sobresaliente (en términos de capacidad y actitud) o una competencia eminente en uno o mas dominios asociados a la industria 4.0 (especialmente, actitud digital, creatividad, innovación y competencias STEM). El Talento 4.0 es el resultado de un proceso de desarrollo que consiste en trasformar aptitudes naturales (intelectuales, creativas y sociales) en competencias o talentos específicos fruto de la práctica deliberada y de la existencia de una serie de catalizadores o facilitadores tanto en forma de programas formativos y oportunidades educativas como de actitudes intra e interpersonales (motivación, emprendimiento, búsqueda constante, capacidad para aprender por uno mismo, resiliencia, colaboración, generación de redes, trabajo en equipo, liderazgo, etc). El talento 4.0 es por tanto una aptitud o competencia poliédrica que no se reduce exclusivamente a una alta capacidad o competencia intelectual en áreas STEM sino que incluye también actitud digital, pasión por el cambio, aprendizaje autónomo y resiliencia.

Las vocaciones STEM: el talent pool del Talento 4.0

STEM

Las vocaciones STEM en las áreas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas son una fuente esencial para bombear Talento 4.0 a la Industria 4.0. No obstante, en España solo 13 de cada mil estudiantes optan por estos estudios pese a que la Industria 4.0 va a crear más de 7 millones de empleo en estas áreas. Existe por tanto un primer gap para la industria 4.0: el existente entre las vocaciones STEM y el Talento 4.0. Un gap que hay que superar con facilitadores en forma de programas que fomenten las vocaciones STEM.

Talento 4.0 sin género

El segundo gran reto del Talento 4.0 es superar el gap de género para incorporar más mujeres a la cantera del talento 4.0. Se necesitan programas que fomenten de manera específica entre la población femenina las vocaciones STEM y el talento 4.0.

Talento 4.0 y Formación Dual

El tercer reto es la alianza entre la industria 4.0 y la Formación profesional bajo el modelo de la FP Dual. Las competencias propias del Talento 4.0 han de alinearse con los programas formativos duales, con mayor presencia y papel protagonista de los tutores de empresa en el diseño del currículo y las competencias para la industria 4.0.

Talento 4.0 y Universidad

El cuarto reto del talento 4.0 es la alianza entre la industria 4.0 y la universidad. Son muchos los emprendedores y gestores de la transformación digital que por su propia experiencia perciben la Universidad como un espacio ajeno a este proceso. No obstante, es clave diseñar masters y programas formativos especializados en los que participen tanto las empresas como los centros universitarios de I+D+i más avanzados para el aprendizaje práctico y real de las competencias o skills propias del talento 4.0.

La atracción del talento 4.0

No basta con programas y políticas de RSC para la estimulación del talento 4.0 en colaboración con el sistema educativo. Es preciso también alinear los procesos de atracción y selección del talento 4.0 con la gestión por competencias y la propia transformación digital del departamento de recursos humanos. He aquí el quinto reto de la gestión del talento 4.0.

El desarrollo del talento 4.0

En sexto y último lugar hemos de seguir cultivando y desarrollando el talento 4.0 que tenemos en las compañías con programas y políticas activas que trasformen también la cultura de las organizaciones y que hagan de las industrias 4.0 lugares excepcionales para el trabajo y que, por ende, fidelicen el Talento 4.0. En este campo son esenciales los programas para desarrollar líderes excepcionales de la industria 4.0, para favorecer la colaboración y entrenar la resiliencia, por ejemplo, mediante el mindfulness.

ASTI y el Talento 4.0

Talento 4.0

La compañía burgalesa ASTI es un actor clave en la industria 4.0 por su papel en la logística 4.0. El pasado jueves, 19 de mayo, su CEO, Verónica Pascual, presentó en Lean Community bajo el título “Talento 4.0” los retos del Talento 4.0 para la industria 4.0 y los distintos programas que esta compañía está desplegando en este campo. Programas innovadores y realmente diferenciadores liderados por Rubén Martínez, coordinador de relaciones con Stakeholders. Programas que asumen estos seis retos y apuestan por el Talento 4.0 como clave de la Industria 4.0.